top of page

La imagen que acompaña al lema està conformada por una paloma, símbolo del Espíritu Santo que penetra al mundo, siendo el mismo conductor y camino de las personas.

Los colores indican la diversidad característica de los jóvenes y niños y en particular la persona amarilla representa también un camino, recordándonos que también nosotros podemos ser ese camino nuevo de esperanza.

bottom of page